Los riesgos a los que te puedes enfrentar durante tu embarazo son muchos y de diversos tipos. Una buena alimentación y un cuidado constante de tu estado de salud, son elementos básicos para tener un buen embarazo. Sin embargo, existe la posibilidad de que estés corriendo otros peligros al consumir sustancias o productos que no se ven a simple vista como peligrosos y, sin darte cuenta, están afectando la salud de tu bebé.

Dentro de las posibles sustancias que pueden ponerte en peligro están algunos tipos de medicinas. Padecer enfermedades durante el embarazo es relativamente común. Más allá de los mareos típicos o la fatiga, sigues expuesta a otro tipo de padecimientos comunes como gripe y malestar estomacal, por poner algunos ejemplos. Los medicamentos para combatir estas enfermedades pueden contener ingredientes que resulten contraproducentes, en los apuntes del Rincón del Vago hay más tipos de drogas explicados, pero básicamente los efectos de los activos pueden afectar el desarrollo de tu hijo.

Otro tipo de productos cotidianos que te pueden afectar durante el embarazo son los comestibles con exceso de azúcar o grasa. Este tipo de alimentos son nocivos para la salud. Entre tu hijo y tu hay una conexión, todo lo que ingieres de alguna forma se lo transfieres, si consumes en exceso comida con mucha azúcar o grasa, eso va a afectar de forma drástica su desarrollo.

Lo más importante es que conserves una dieta balanceada y que consultes siempre a tu médico antes de tomar cualquier tipo de tratamiento. Por menor o inofensivo que parezca determinada pastilla, puede estar elaborada con ingredientes que afecten de forma grave la salud de tu hijo. Procura consultar la opinión de un experto siempre que tengas duda, ellos te pueden dar los mejores consejos, e incluso recetar los mejores remedios según sea el caso