Si ya te estás preparando para dejarle la leche a tu bebé en un biberón, bien sea porque vas a volver al trabajo o porque quieres un poco de libertad para salir de casa sin estar pendiente de la alimentación de tu bebé, el uso de un sacaleches te permitirá que le sigas brindando todos los beneficios de tu leche a tu bebé, incluso cuando no estés presente.

Aquí te enseñaremos todo lo que tienes que tener en cuenta cuando vas a escoger un sacaleches, además puedes ver dónde comprarlos en comprarsacaleches.net, allí podrás ver todos los tipos y variantes y escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

Cómo elegir un sacaleches

Existen muchos estilos y modelos de extractores de leche materna, pero estos se dividen en dos categorías, tales como los eléctricos o con pilas y los manuales.

*Si usarás el sacaleches más de una vez al día

Los extractores eléctricos son de muy buena calidad y son la opción más popular entre las madres que están por reincorporarse a su trabajo de tiempo completo. Estas son bombas automáticas, con ciclos variables y diferentes niveles ajustables de succión para la prevención de las molestias en los pezones.

La mayoría de estos sacaleches son dobles, es decir, que extraerán la leche simultáneamente en ambos senos.

Los modelos más actuales de estos extractores de leche materna están diseñados para imitar la succión que hacen los bebés, comenzarán succionando breve y rápidamente para provocar la bajada de la leche, una vez lo logren comenzarán con una succión mucho más lenta y profunda. Así sentirás que la extracción de la leche es más cómoda y suave.

Muchos de los extractores incluyen una batería recargable, que será muy útil cuando debas sacar leche fuera de casa o que no estés cerca de una toma de corriente. Los extractores más sofisticados pueden funcionar con un encendedor de automóvil.

*Si te sacas leche una vez al día o menos, escoge el sacaleche manual

Los extractores manuales funcionan mucho mejor para las madres que pasan muy poco tiempo lejos de sus bebés. Estas bombas son más portátiles y económicas que las eléctricas, son una excelente opción si no tienes seguro médico o quieres un segundo extractor de leche.

A muchas mujeres les gusta su sencillez y el tamaño de lo más conveniente de estos extractores. Otras mujeres dicen que las bombas manuales se sienten mucho más naturales y se parecen mucho más a la succión de los bebés y con estos, podrás controlar la succión.

Los sacaleches manuales piden que aprietes una palanca o manija para crear la succión. En el caso de estos extractores, generalmente sólo vacían un seno a la vez y a veces podrían requerir las dos manos.

El principal inconveniente de estos extractores es que tardan mucho más en extraer la leche y requerirán de más esfuerzo. A muchas mujeres estos sacaleches se les hacen muy lentos y extenuantes.

Sin embargo, deberás elegir aquel que mejor se adapte a tus necesidades, además deberás comentarle a tu médico que quieres usar este método así te recomendará el que mejor se adapte a ti.