El recién nacido tiene delante de él un largo recorrido en su despertar, durante el cual la elección de los juguetes adaptados a cada una de las etapas de su caminar revisten cierta importancia. En Originalbaby encontramos una buena selección de juguetes y varios accesorios indispensables para el crecimiento del bebé.

El desfase hace que el juguete se convierta en una fuente de perplejidad y no tanto de placer y de despertar, como por ejemplo un juguete furiosamente multicolor, mientras que el bebé no distingue todavía el menor matiz cromático. Veamos pues una pequeña guía para padres que puede ayudar a escoger los juguetes mejor adaptados a las diferentes etapas del despertar del bebé.

Autor: cherylholt-Pixabay

Primer periodo

El periodo de los primeros meses sensoriales y motores coincide perfectamente con la elección de los móviles. Este conjunto de juguetes suspendidos al techo, enganchados los unos con los otros, y de formas variadas, se suelen colocar por encima de la cuna del bebé, e igualmente por encima de la zona de la habitación donde suele pasar más tiempo. Se trata de llamar la atención sobre la mirada y la curiosidad. Participando eficazmente en su despertar, que en ese tiempo, es principalmente visual.

Segundo periodo

En este primer tiempo de vida, el bebé presenta fases de evolución rápida. El período situado entre el tercer y el cuarto mes corresponde a un irrefrenable sentido del tacto para descubrir el entorno. Tocar con los ojos no le es suficiente. También es el momento en el que el bebé desea comenzar a explorar las capacidades de movimiento de su propio cuerpo.

Se trata del periodo ideal para optar por las alfombras educativas, relativamente sencillas, con algunos elementos lúdicos, que permitan al bebé entrar en contacto con los elementos, moverse, intentar darse la vuelta, descubrir sus capacidades físicas, etcétera. Este tipo de alfombras del despertar que se pueden convertir en bolsas fácilmente transportables, son particularmente prácticas para llevarlas en cualquier salida.

Tercer periodo

En este estadio de la etapa de vida del bebé, este desea manipular cosas poco frágiles, probando a través de la boca y añadiendo sensaciones gustativas al sentido del tacto. Es el momento ideal para ofrecer el clásico juguete para bebé: el sonajero. No importa la forma que pueda adoptar este instrumento prácticamente musical y rítmico. El juguete debe ser ligero y no debe llevar pequeñas piezas que se puedan desprender, susceptibles de ser tragadas por el bebé cuando se las lleve a la boca tras haber agitado con fuerza el sonajero.