El dar a luz es un momento de gran nerviosismo, ansiedad y alegría. La mujer embarazada planifica junto a su pareja y médico ginecólogo como llevar adelante el nacimiento de su bebé.

El parto es la alternativa más natural y que logra los mejores resultados en el recién nacido y su madre. Actualmente los partos son llevados a cabo en instituciones de salud, con un gran equipo preparado para recibir al nuevo ser humano.

Hay una nueva alternativa para algunos casos, en que el parto puede ser realizado en la propia casa de la embarazada. Se requiere contar con un médico que asista al parto en el domicilio, y la disponibilidad de un traslado al hospital de ser necesario por algún motivo. No todas las mujeres están aptas para tener el parto en su casa, pero si es de su preferencia el médico podrá aconsejar si es la mejor opción para cada mujer.

El parto en la propia casa asegura una forma más natural de traer a su hijo al mundo, en una ambiente más confortable y acogedor, en el cual el padre y algunos familiares podrán estar más involucrados. Aquellas mujeres que requieran una cesárea ya planificada no pueden hacer uso de esta posibilidad.