Los bebés van adquiriendo muchas de sus habilidades corporales a medida que pasan los meses desde que nacen. El control de esfínteres para orina y materias requiere la maduración de los centros nerviosos para que el niño pueda adquirir la capacidad de control.

Por este motivo es necesario utilizar pañales a lo largo de varios meses de forma previa a la adquisición del control voluntario. El uso permanente de pañales en el bebé puede producir un eritema del pañal. El mismo se caracteriza por enrojecimiento de la zona genital producido por el contacto de la orina y las materias con la piel de una zona delicada.

El eritema del pañal es frecuente que aparezcan en los bebés y requiere algunos cuidados por parte de los padres. Se debe realizar un cambio frecuente del pañal del bebé para evitar el contacto de la orina con la piel por muchas horas. Se deberá utilizar sólo jabón neutro para el lavado y no utilizar talco que empeora el eritema del pañal. De ser posible, se deberá tener al niño sin pañales algunas horas al día para mejorar la aireación de la piel del sector afectado.

En el mercado existen cremas que puede indicar el médico pediatra para contribuir a una resolución más rápida del eritema del pañal.