Si tenéis que dejar a vuestro bebé, aunque sea por unas horas o todo el día, con alguien, seguramente deseáis poder sacar la leche del seno materno por adelantado con un sacaleches o de forma manual, para poder almacenarla. De esta forma, vuestro bebé podrá seguir disfrutando de las ventajas de la leche materna en vuestra ausencia. Sacarse la leche es igualmente un excelente medio para aliviar los senos demasiado hinchados y estimular la cantidad de leche. Esto contribuye además a prolongar la lactancia, manteniendo una cantidad de leche alta, si temporalmente sois incapaces de dar el pecho.

Autor: mariagarzon-Pixabay

Autor: mariagarzon-Pixabay

¿Cómo sacar la leche materna?

Si no necesitáis sacar la leche más que de forma ocasional, para aliviaros o intentar dar un biberón, podéis contentaros haciéndolo con las manos. Es el método menos costoso, y no requiere ningún equipamiento, pero esto puede requerir bastante tiempo y algo de entrenamiento. Algunas mujeres ven más fácil sacarse la leche a mano que con un sacaleches. Por eso es bueno conocer cuáles son los mejores sacaleches eléctricos y manuales.

Los sacaleches eléctricos y manuales

Los sacaleches eléctricos y manuales son más rápidos y más eficaces. Si utilizáis un sacaleches eléctrico, conviene aplicar una ventosa sobre el pecho, poner el sacaleches en marcha, dejar que aspire la leche, y finalmente verter la leche en el recipiente preparado para su uso posterior.

El sacaleches manual comporta igualmente una ventosa, pero la leche se saca gracias a un mecanismo de presión o a otro sistema, y no con un motor eléctrico. Normalmente se tarda entre 15 y 45 minutos para sacar la leche de los dos senos. Los buenos sacaleches intentan imitar la acción de la succión del bebé, estimulando el reflejo de eyección. Para conocer cuál es el sacaleches que más os conviene, todo depende de la frecuencia de uso y del tiempo del que disponéis para sacaros la leche. Además, es bueno conocer algunos trucos para la conservación de la leche materna.

Organización del horario

Si trabajáis y debéis encontrar un momento para sacar la leche dentro de vuestro horario, quizás lo mejor sea un sacaleches eléctrico ultra rápido, parecido al que tienen en los hospitales. Si se trata de sacar la leche de forma ocasional, para que vuestra pareja le pueda dar el biberón al bebé cuando no estáis presente, un sacaleches manual puede ser suficiente, y además algunas mujeres lo prefieren al sacaleches eléctrico. En todo caso, este tipo de aparatos facilitan la vida de la mujer, y mejoran la salud del bebé.