Cuando la mujer queda embarazada comienza a tener cambios hormonales que hacen que su cuerpo sufra distintos cambios. La vagina es una de las partes que más sufre estos cambios ya que es más propensa a las infecciones por lo tanto hay que cuidarse mucho más que nada que no le pase nada al bebe. La mayoría de las mujeres pueden llegar a tener una infección vaginal durante o incluso después del embarazo, como les dijimos esto se debe a los cambios hormonales que sufre el cuerpo pero les detallaremos un poco mas esa definición.

Cuando el feto se implanta en el útero el cuerpo comienza a desarrollar una hormona a base de eso comienza a ocurrir los cambios hormonales, estos cambios alteran lo que sería el estado natural de la vulva y vagina. Esto ocurre porque se modifica el pH, el grado de lubricación, la morfología e incluso la composición del flujo vaginal, debido a esto es común que pasen cosas que casi nunca ocurren o por lo menos no son habituales.

3

El flujo vaginal durante el embarazo también puede causar infecciones ya que gracias al cambio hormonal la cantidad aumenta por lo tanto la vagina está más propensa a estar sucia, esto hace que sea mucho más fácil tener una infección. Hay varios tipos de infecciones pero ninguna llega a lastimar el feto aun así siempre hay que estar controlando todos los síntomas por si casualidad ocurre algo extraño.

Infecciones más comunes

Pueden sufrir de infecciones que son producidas por hongos o las que son de origen vírico o bacteriano.

  • Hongos: Las infecciones producidas por hongos son las más frecuentes pero también son las más leves, en muchas ocasiones puede ser provocada por Cándidas.
  • Vírico o Bacteriano: Pueden llegar a ser graves pero no tanto como para que lesionen al feto.

Las mujeres conviven con muchos microorganismo que provocan la vaginitis esto es algo natural, nunca llegan a tener sintomatología porque las defensas mantienen a estos microorganismos a raya entonces cuando hay embarazo o se tiene las defensas bajas automáticamente pueden aparecer infecciones.

a pregnant woman is holding her tummy

Cómo prevenirlas

Muchas veces algunos hábitos de vida no son justamente los correctos y eso aumenta las posibilidades de infecciones, siempre tienes que tener en cuenta varias cosas para prevenir pero las más importantes son: no ser excesiva con la higiene y no usar ropa interior muy ajustada.