Consejos sobre cómo iniciar la alimentación complementaria del bebé

El primer paso para la alimentación sana de los bebés, es la práctica de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Pasado este período, es necesario introducir nuevos alimentos para completar la oferta de energía y nutrientes y garantizar el adecuado crecimiento y desarrollo infantil.

La introducción de alimentos complementarios se celebrara con calma, paciencia y determinación. El binomio madre e hijo pasando ahora a aprender una nueva forma de vida, alimentación, no la de pecho. El proceso es natural, pero algunos niños aguantan un poco más y pueden negarse a comer en los primeros intentos, pero esto es normal y no inspira mayores preocupaciones.

La madre debe estar seguro de estar haciendo lo mejor para su bebé, así que es más fácil y se evita tensiones innecesarias. La oferta de los nuevos alimentos, debe tomarse en cuenta las preferencias del niño, observando los sabores, texturas y cantidades que le conviene mejor.

La alimentacion del bebe

 

Los bebés que tienen su alimentación proveniente la lactancia materna exclusiva tienden a aceptar los alimentos mejores, todavía es posible que uno u otro alimento en la primera oferta la nieguen. Esto no significa que el niño no le gustó porque la rechazó.

Para lograr la aceptación o no del niño sobre un alimento en particular, la misma debe ser ofrecida de 8 a 10 veces, en diferentes texturas, sabores, formas de preparación.

La introducción de “alimentos suplementarios” no tiene nada que ver con la interrupción de la lactancia materna, que debe ser mantenido hasta 2 años de edad o mayores.

No se puede seguir amamantando a tu bebé, habla con el pediatra para elegir juntos una fórmula infantil que deba ofrecerse al niño hasta por lo menos 1 año de edad. (Es difícil de digerir la leche de vaca y el bebé puede presentar reacción o alergia.

Desde el momento en que el bebé comienza a consumir otros alimentos además de leche materna, con agua de hidratación, siempre filtrada y fresca, cada una hora en promedio. Esta medida garantiza la salud y el correcto funcionamiento del intestino de tu bebé.

Introducción:

-Para iniciar la introducción de nuevos alimentos sugiero comenzar con jugo de fruta en pequeña cantidad. En promedio a 100 ml, sin azúcar, miel u otros edulcorantes. Este proceso debe ser llevado a cabo durante 1 semana y empieza con la fruta más dulce, que puede fomentar la aceptación.

Sugerencia de jugos: naranja, piña, papaya, melón, sandía.

Nota: no se diluye zumo de naranja en agua!

No ofrecer más que esa cantidad, para no interrumpir el almuerzo en el futuro.

-Después de la primera introducción, debe ofrecerse puré de papas en la merienda. Esta rutina debe ser seguida de otra semana.

Sugerencia de fruta: maca, pera, papaya, plátano.

Un pedazo de fruta o media una papaya son suficientes para la merienda.

Ofrecer a smoothie de fruta o puré, en consistencia cremosa o puré. Con en el proceso se disminuirá las fibras de los alimentos, que pueden causar estreñimiento. Para el almuerzo, debe siempre ofrecer un cereal o tubérculo (arroz, maíz, trigo, Papa, yuca, ñame, ñame), una proteína magra (carne, pollo, pescado o huevo yema) y una o dos porciones de verduras (remolacha, calabacín, zanahoria, calabaza, judías verdes, chayote).

La comida debe ser completamente cocinada, puré, mezclada y servida en forma de puré. Proteínas deben ofrecerse bien cortado o deshilachado y parte de una alimentación saludable. Comenzar la preparación con un trozo de 50 g, evolucionando hasta 100 g/comida.

Puedes ofrecer un jugo de frutas cítricas, preferentemente, después del postre del almuerzo, para mejorar la absorción del hierro.

Sugerencia: Naranja, piña, acerola o cualquier otro de preferencia del niño.

La yema de huevo puede ofrecer hasta 2 veces por semana. Como medida de precaución, se sugiere comenzar con 1/4 de yema cocida y progresando hasta 1 gema por comida.

-Alrededor de los 7 meses tu bebé puede recibir la cena, con otra cantidad de puré de papa.

El menú seguirá el mismo formato de la comida, haciendo algunas verduras o vegetales sustituciones para evitar la monotonía.

Tabla de introducción complementaria para la alimentación del bebé

-9 – 10 Meses el niño ya adaptado a los nuevos sabores, puede recibir en placas con particiones, pequeñas porciones de cada comida.

Para hacer tu vida más fácil, aquí están algunas sugerencias para ayudar en este proceso:

 

-Evita la creación de rigidez de horas, hasta ahora el bebé pide comer. Crear una rutina no significa alimentar todos los días a horas fijas.

-Comprar verduras frescas, de buen origen, para garantizar la salud de tus hijos. Compuestos orgánicos siguen siendo las mejores opciones.

Hacer un plato pequeño. El bebé debe alimentarse en pequeñas porciones. Este es el primer hábito saludable que debe aprender y debe ser cultivado a lo largo de la vida. Puedes empezar con papas, que en promedio 4 cucharadas, evolucionando como aceptación.

-Utensilios de plástico o silicona, pequeños, pueden facilitar la aceptación del niño. No sirven cucharada y materiales tales como acero inoxidable o metal, son fríos y duros y el bebé puede que no se acostumbre a ellos y puede tener náuseas o vómitos. Cada utensilio debe lavarse muy cuidadosamente para evitar contaminación. Separa los cubiertos de bebé, platos, tazones, tazas y otro cepillo de limpieza de vajilla, déjalos sólo para el uso de tu hijo. Después de limpiar y secar, almacenarlos en caja de plástico con tapa. Prepara una comida preferentemente a la vez, esto asegurará más comidas frescas, saludables y nutritivas, que puede despertar más interés de tu hijo.

-El pescado debe ser ofrecido 1 veces por semana, elija pescado siempre fresco y sin espina (pintarroja, salmón, sardinas). Hable con su médico para determinar el mejor momento para la introducción, así como la cantidad ofrecida. Recuerda informar, si tiene antecedentes de alergias o dermatitis por el consumo de pescado.

-Ofrece comida a temperatura cálida. Atención. Uno no debe “soplar” el alimento debido a la contaminación cruzada (saliva), viento, polvo y animales, en la casa familiar.

-No fuerces al niño a comer, respeta su tiempo y sus preferencias. Los tiempos de las comidas deben ser lo más agradables posible. Estimula el apetito de los niños con la introducción de un alimento nuevo cada 3-4 días. Ten en cuenta las posibles reacciones, si cualquiera, siempre informar al médico del niño. Al ofrecer un nuevo alimento, mira que este en un entorno tranquilo, esto facilitará la aceptación de tu bebé.

-Recuerda que la comida es diferente, “sin sal”, trata de prepara lacomida lo menos posible salada. Las comidas papas/sin sal la primera oferta no usan condimentos naturales en una pequeña cantidad (cebolla, ajo, olor verde, perejil, cebollino, albahaca).

-Recuerda utilizar poco aceite, preferentemente verduras, canola, maíz o girasol. Una cucharadita, saltear las verduras, carnes y condimentos, ya es suficiente.

-El niño está en la etapa de aprendizaje, evita comer alimentos malsanos cerca del bebé. La curiosidad es parte del proceso, tu niño puede llorar para que le des una galleta que estás comiendo, no termines dándosela.

Algunos alimentos son contra indicados en el primer año de vida por su alto potencial alergénico que tienen y como una forma de fomentar hábitos alimentarios saludables.

Deben ser excluidos de la comida del bebé en este periodo, estos alimentos:

  • -Verduras, frutas ricas en pesticidas (fresa y tomate)
  • -Mariscos y pescados de mucha espinas
  • -Huevo, la yema se libera con moderación.
  • -La leche de vaca
  • -Bombones y chocolates
  • -Cacahuetes, nueces y castañas
  • -Embutidos y conservas
  • -Miel
  • -Especias enlatadas y salsas
  • -Frituras
  • -Refrescos, café negro y té

Si tienes preguntas, habla con el médico y pediatra si es posible realizar un seguimiento nutricional.

 

 

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *