Los peluches y sus muchos beneficios para los bebés

Los peluches son los mejores amigos de los niños, ya que con ellos se sienten seguros, aún en ambientes que no les son del todo familiares. Pero la función del peluche se extiende más allá, ayudándolos en el desarrollo de sus capacidades.

A muy temprana edad, los niños necesitan de elementos que les ayuden a sentirse seguros y a desarrollar sus capacidades cognitivas. Es por eso que todos suelen tener, al menos, un muñeco al que convierten en su mejor amigo y que los acompaña, donde sea que vayan.

 

Los beneficios de los peluches

Peluches para bebés hay muchos, y lo cierto es que todos tienen un sentido que va más allá del mero juego. A través de ellos, los niños aprenden nuevas formas de interactuar con el mundo, de conocerse a ellos mismos y a los que los rodean. Además, los adoptan como a un miembro más de la familia, en ellos depositan su confianza, dándoles un sentido de hogar, ya que los reconocen como una especie de extensión de las figuras de mamá y papá.

Esto les ayuda a desenvolverse emocionalmente, crecimiento que puede estar impulsado implementando juegos de roles. De esta manera, comienzan a identificar sentimientos y emociones, tanto en los demás como en sí mismos.

Muchas veces, los niños reproducen en el juego con sus muñecos, situaciones de la vida real o que han visto en su entorno. Por esto, los peluches acompañan el desarrollo del vocabulario, ya que será a ellos a quienes los niños hablen y les cuenten sus historias y secretos. De esta manera, también exploran su entorno, incorporando ruidos, texturas y el significado de otros objetos.

Los peluches constituyen una de las primeras experiencias de los bebés en cuanto al contacto. Sentir texturas y relieves puede ser tan emocionante como abrumador, por lo que estos muñecos, convierten estas pruebas en un hábito divertido.

Con el paso de los años y el cambio de las modas, han ido apareciendo nuevos tipos de juguetes para niños, llegando a incluir luces o sonidos para estimular los sentidos y fomentar la concentración, o mantas que hagan sentir a los pequeños, cálidos y a salvo.

Todos están diseñados para ser resistentes a cualquier movimiento y que el juego resulte dinámico y divertido, por lo que si quieres hacer un regalo a tu bebé, hay gran variedad de opciones que lo dejarán más que contento.

 

Tipos de muñecos para niños y bebés

Generalmente, los muñecos para niños tienen en común que son seguros. Es decir, que por los materiales con los que están hechos, no se corre el riesgo de que puedan hacer daño. Algunos están fabricados con algodón orgánico, siendo realmente suaves para el contacto con la piel del bebé. Por otro lado, también puedes optar por comprar oso de peluche o “teddy bear”, los clásicos que vienen en todas las formas, tamaños y colores. Éstos son definitivamente los más vendidos aún a día de hoy, manteniéndose como uno de los juguetes más populares en todo el mundo e inspirando la misma ternura que hace años, desde su primera aparición.

Si tu bebé ya tiene su oso de felpa, siempre puedes elegir otra opción. Actualmente, están en auge los muñecos y muñecas basados en personajes de películas, que resultan igual de seguros. Otros vienen en forma de pelota, habitualmente de algodón y de textura suave y blanda, especialmente pensados para que los más pequeños interactúen con ellos.

Las muñecas de trapo de toda la vida continúan siendo una gran compañía para los niños, y también vienen en variedad de formas y tamaños, con distintos colores de pelo y vestimenta.

Todavía hoy pueden conseguirse hermosas muñecas a buenos precios, garantizando tanto la seguridad de tu bebé al jugar, como su aprendizaje. A algunas muñecas es posible personalizarlas, haciendo que el regalo para tu pequeño sea todavía más especial.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *