La dermatitis atópica  afecta a muchos niños y adultos en el mundo y es una enfermedad que ocurre en la piel, está caracterizada por presentar brotes en la piel en la cual estos se presentan generalmente en las épocas de frío, por los cambios de temperatura intensos o coincide con otras enfermedades.

Te contamos todo lo que debes saber sobre la dermatitis atópica en niños para que aprendas a identificarla y puedas entender cómo tratarla.

Cómo aparece la dermatitis atópica en niños

La dermatitis atópica se presenta como un enrojecimiento de la piel, en un área específica, esta puede presentar ampollas o lesiones con costras, estas lesiones pican mucho, incluso si sólo tienes la piel seca y no hay lesiones de otro tipo.

Ten en cuenta que esta es considerada como una enfermedad crónica de la piel, que con el paso del tiempo, pueden irse minimizando los brotes, pero los cuidados deben ser de por vida, pues la piel sufre mucho con esta enfermedad y se seca muchísimo. Durante la temporada de invierno, los síntomas se notan mucho más, esto se debe a que se usa la calefacción. En los niños pequeños se presentan lesiones en las mejillas, cuellos, brazos, muñecas, en las manos o en los pies.

Tratamiento

  • El tratamiento de las pieles atópicas dependerá del tipo de lesión que tenga, sin embargo, es importante mantener la piel nutrida e hidrata. Es importante que uses cremas especiales para este tipo de afecciones, en donde encontrarás una gran variedad de aceites, lociones o cremas, todas estas son muy hidratantes, lo que ayudará notablemente tu piel.
  • El producto que elijas deberás aplicarlo las cantidades de veces que sean necesarias, enfocándonos principalmente en las zonas afectadas. Además podrás mezclar la crema con el gel y estos deberán ser ambos indicados para las pieles atópicas.
  • Es importante que uses ropas que sean frescas y con tejidos naturales que permitan la transpiración de la piel. Si las reacciones las notamos en temporada de fríos, es importante que uses abrigos y te los quites cuando estés en un lugar con calefacción, pues el sudor podrá irritar la piel lo que provocará sólo más picazón y más puntos de eczema.
  • Los baños deben ser cortos y con agua templada, el agua caliente reseca la piel, al salir del baño aplica aceites hidratantes, geles o productos que ayuden a hidratar tu piel. Luego de salir de la ducha, no frotes para secar la piel, seca con pequeños toques y aplica la crema especializada para la piel atópica.
  • Es importante que no uses la calefacción a altos niveles, como comentábamos anteriormente, esto solo potencia que tu piel se reseque y tenga más probabilidades de sufrir dermatitis.

Qué comer

Las personas que padecen de dermatitis atópica generalmente, sufren de otros tipos de alergias con los alimentos, pero algunos de ellos podrán ayudarte con la picazón y la resequedad de la piel.

Algunos de ellos son:

  • Los alimentos con vitamina A
  • Alimentos con vitamina C
  • Los alimentos con vitamina B1
  • Alimentos con vitamina E
  • Los alimentos con ácido fólico, selenio, zinc, ácido graso Omega 3.

Estos también se pueden consumir por multivitamínicos u otros productos que indique el pediatra o médico tratante.