Tanto si es tu primer embarazo como si ya eres madre, la preparación fisioterapéutica durante el embarazo es un proceso a través del cual vas a conseguir numerosos beneficios tanto durante el parto como en la posterior recuperación del mismo.

A través de la fisioterapia del suelo pélvico durante el embarazo, vamos a conseguir una gran cantidad de ventajas a través de las cuales tendremos un parto mucho más seguro y tranquilo, además de que la recuperación posparto será también mucho más liviana, rápida y efectiva. Vamos a analizar de qué se trata exactamente y sobre todo también tendremos en cuenta los diferentes beneficios que nos va a aportar.

Qué es la fisioterapia del suelo pélvico

La fisioterapia de suelo pélvico o fisioterapia perineal es un conjunto de ejercicios y tratamientos a través de los cuales se busca fortalecer los músculos del suelo pélvico, eliminando las tensiones y tratando posibles lesiones como desgarros o episiotomías.

Como vamos a ver más adelante, en nuestra Clínica de fisioterapia especializada en suelo pélvico en Navarra de confianza vamos a poder someternos a todo este proceso con distintos objetivos, aunque en principio vamos a destacar la fisioterapia del suelo pélvico durante el embarazo, ya que en la actualidad se está convirtiendo en una alternativa que cada vez es más solicitada por numerosas madres.

Este tipo de fisioterapia tiene como objetivo tanto el tratamiento como la prevención, tonificando y consiguiendo aumentar la flexibilidad del suelo pélvico, gracias a lo cual se prepara y adecua para el parto, de manera que no sólo vamos a disfrutar de un parto con menor dolor y molestias, sino que además también cuenta con una ventaja muy importante que es el hecho de que la recuperación posparto será mucho más rápida y sobre todo más efectiva, ya que evitaremos gran cantidad de problemas que habitualmente se dan tras haber tenido al hijo.

En definitiva estamos hablando de una terapia muy efectiva y con numerosos beneficios que se deberán adaptar a cada paciente de forma personalizada, es decir, no siempre se realizan los mismos tratamientos y ejercicios, sino que el especialista se encargará de realizar un estudio específico para poder llevar a cabo el tratamiento con los mejores resultados posibles.

Otros objetivos de la fisioterapia del suelo pélvico

Pero como decíamos antes, la fisioterapia del suelo pélvico no sólo está orientada a la preparación de fisioterapia perinatal para el parto, sino que a su vez también cuenta con muchas más ventajas que es importante conocer como el hecho de que es beneficiosa para prevenir e incluso también para tratar otros problemas que se pueden dar con frecuencia en la mujer, de manera que en cierto modo no sólo estamos haciendo unos ejercicios que nos van a beneficiar durante y después del parto, sino que incluso estaremos previniendo la aparición de otros problemas.

Básicamente nos va a ayudar a conseguir una mayor flexibilidad, una mejor tonificación, podremos tratar mejor las cicatrices por la cesárea o episiotomía, fortaleceremos la musculatura de la zona para evitar las pérdidas de orina que en ocasiones se producen después del parto, también vamos a prevenir la incontinencia urinaria, evitaremos disfunciones sexuales como el vaginismo o las molestias durante las relaciones sexuales, también se combaten las disfunciones anorrectales, sirve para prevenir prolapsos así como el dolor pélvico crónico y, en general, está indicado para multitud de cirugías uno ginecológicas.

 

Como podemos observar, estamos hablando de un tratamiento fisioterapéutico con multitud de ventajas que nos va a ayudar a llevar a cabo todo el proceso de una forma mucho más cómoda y evitando gran parte de los problemas que suelen afectar tanto durante como después del parto, con lo cual en cualquier caso debemos tener muy claro que estos ejercicios y tratamientos no van a afectar en absoluto de forma negativa a nuestro bebé ni a nosotras, sino que todo lo que nos aporta son ventajas que empezaremos a comprobar desde el primer momento.