Este tratamiento de ortodoncia invisible desplaza los dientes con ayuda de férulas transparentes. Confeccionadas a medida, están preparadas a partir de un programa especializado que permite visualizar los movimientos dentales deseados. Los dientes se desplazan progresivamente a cada cambio de férula.

Un tratamiento de ortodoncia suele ser rechazado por los pacientes adultos puesto que llevar unos brackets de metal es difícilmente compatible con su vida social, y también con su vida profesional. Ahora ya es posible conservar la estética de la sonrisa durante la duración del tratamiento. Este procedimiento es válido para diferentes tipos de malformación dental, y se puede utilizar tanto por adultos como por adolescentes, se trata de la ortodoncia invisible.

Autor: Rgerber-Pixabay

Realización

Las huellas de los dientes están numeradas, y luego se efectúa en un modelo en 3D. Las férulas se fabrican después para cada paciente en particular, con resina transparente. Las férulas se llevan a diario y casi permanentemente, salvo para comer y lavarse los dientes.

Estas férulas corrigen la postura de los dientes suavemente. En función de los movimientos de los dientes previstos en el plan de tratamiento, un nuevo juego de férulas tendrá que tomar el relevo del anterior. El reemplazo se efectúa a intervalos de 2 a 3 semanas.

Las ventajas

Las férulas son cómodas, discretas, se pueden quitar, y permiten comer sin problemas puesto que se retiran a la hora de sentarse a la mesa.

Las férulas facilitan también una limpieza en profundidad y el uso del hilo dental, muy importante para una limpieza precisa de los dientes. No hay riesgo de caries al final del tratamiento. Las férulas se pueden retirar con ocasión de un acontecimiento en particular. Pero cuidado, eso debe ser algo excepcional para no ralentizar el tratamiento.

La duración del tratamiento se establece en función de cada caso. Aproximadamente hace falta un año para obtener la alineación deseada.

Algunos consejos

Este protocolo puede ser realizado por un cirujano dentista o por un ortodoncista. El tratamiento se recomienda en caso de riesgo de caries importante. El aparato se puede retirar de la boca, y la motivación del paciente es indispensable.

El coste de la ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible es más costosa que la ortodoncia tradicional, puesto que se trata de una preocupación estética. La ortodoncia lingual es la que cuesta más cara, puesto que se trata de un sistema verdaderamente invisible.