Hemos oído muchas veces que es un muy sano que los niños crezcan rodeados de mascotas. Los beneficios de convivir con un perro en casa si tenemos hijos son muchos. Pero de lo que no se habla tanto es de los beneficios de tener un perro en casa cuando estamos embarazadas.

Tener un animal, y en este caso un perro, implica llevar a cabo una serie de actividades, como sacarlo a pasear, que ayudan al mantenimiento de la salud física de la gestante y a prevenir el sobrepeso durante el embarazo. Si aún no te has convencido te animamos a pensar en la idea de comprar un perro para que tú mismo descubras las ventajas de vivir con otro miembro más en la familia.

Diferentes científicos han comprobado que el perro puede ser un gran aliado cuando se está esperando un bebé, ya que favorece el ejercicio físico de las gestantes y por tanto ayuda a controlar la obesidad durante los nueve meses de gestación. Las mascotas pueden convertirse en un aliado y ayudar a la familia a llevar estos meses de una forma más llevadera.

La doctora Carri Westgarth de la Universidad de Liverpool ha estudiado los beneficios de convivir con perros en el momento de estar embarazada. Una investigación que ha llevado a cabo con 11.000 embarazadas. El resultado es claro: las gestantes que conviven con perros tienen un 50% más de probabilidades de llevar a cabo entre 20 y 30 minutos de ejercicio diario, el tiempo recomendado por los especialistas para poder evitar el sobrepeso y mantener el cuerpo sano.

Todo esto puede ayudar a evitar partos prematuros o a sufrir complicaciones que pueden darse cuando las embarazadas sufren sobrepeso. Además hay estudios que indican que los hijos de gestantes con sobrepeso corren mayor riesgo de padecer obesidad infantil.

Tan fácil como salir a pasear pero tan difícil a la hora de encontrar motivaciones. Los beneficios de las mascotas durante el embarazo son muchos. Y es que tener un perro motiva a las gestantes a salir de casa algo que sin él sería un poco más difícil o haría más complicado el hecho de encontrar una motivación para hacer ejercico de forma regular y constante.

Pero ¿Qué tipo de perro es el más indicado?  Esta pregunta ya es un poco más complicada, ya que no hay una raza en concreto que sea más beneficiosa para las embarazadas, ya que como hemos comentado no se trata del perro en sí, sino de lo que el perro puede propiciar. Por tanto, si no tenemos una mascota en casa y estamos pensando en comprar una te recomendamos que pienses en una raza que sea también atractiva para convivir con niños. Los perros de raza Pomeraniapueden ser una de las mejores opciones, ya que pequeños y les gusta estar en familia, también existen muchas razas, pero si desean tener una lista más amplia de opciones pueden investigar en varias web, entre ellas una de las que tiene un listado más completo sobre las razas de perros es Portal del Criador.

Así que ya sabes, una vez más queda demostrado que el perro puede ser el mejor acompañante del ser humano, incluso cuando este está pensando en ampliar la familia y traer un nuevo miembro al mundo.