Hoy queremos hablarte de una enfermedad que suele preocupar a muchas madres, pues una de las causas más frecuentes de diarrea aguda en los bebés y los niños pequeños es por el rotavirus. Este es, como bien lo dice su nombre, un virus que causa episodios de gastroenteritis más graves en los niños de entre 4 y 23 meses de edad y como efecto secundario puede producir una deshidratación fuerte.

Como base para el tratamiento de la diarrea debemos trabajar en la rehidratación oral para evitarla y además evitar los trastornos hidroelectrolíticos. A pesar de la eficacia demostrada por la rehidratación oral para el manejo de estas complicaciones, estas no reducen la frecuencia de los movimientos intestinales y la pérdida de los fluidos o la duración de la enfermedad.

Por esta razón, es muy importante que se haga un estudio sobre los agentes adicionales para el tratamiento de la diarrea aguda, pueden usarse los probioticos ya que esta es una alternativa excelente para que se restaure la flora intestinal que estará afectada por la evacuación continua y los antibióticos. Los probioticos ayudarán a que pueda mantenerse un sistema inmunitario mucho más fuerte.

5 cosas que debes conocer acerca el Rotavirus

1-. Es muy común

Lo primero que debes tener presente es que esta es una de las causas más comunes de la gastroenteritis aguda en el mundo. Este afecta a los niños, sobre todo a los niños lactantes o más pequeños. Los síntomas más comunes son fiebre, vómitos y deshidratación.

2-. Contagioso y Resistente

Es muy importante que cuando se detecte un caso de rotavirus se extremen las precauciones, pues este actúa y se dispersa muy rápido. Los lugares más comunes para un brote epidémico es en las guarderías y en los colegios.

3-. No hay grupos de riesgo

Es importante que no se puede saber con anterioridad la evolución del virus, ni cuáles niños tienen una infección leve o grave. Es muchos casos, no se prolonga por más de una semana, mientras se esté atento a la hidratación del niño y todas las indicaciones que nos brinda el médico. Un niño puede contagiarse muchas veces, pero la primera vez siempre será la más grave.

4-. Mortalidad baja

La mortalidad de los niños con rotavirus es muy baja, esto se debe principalmente a que tenemos un acceso a los tratamientos de rehidratación muy fácil, pero este es una causa de consulta médica muy frecuente y puede afectar económica y emocionalmente a la familia.

5-. Existe una vacuna

Actualmente, existe una vacuna contra este virus que se aplica a partir de las primeras semanas de vida, estás se aplican oralmente y son muy seguras y eficaces en la prevención de estos virus. Sin embargo, es importante que consultes con tu médico pediatra para saber si es de conveniencia para tu pequeño o los efectos que esta vacuna pueda tener en el bebé.

Ten en cuenta que es muy importante que constantemente nos estemos comunicando con el médico para así resolver el problema mucho antes y con mejores resultados.