Consejos para nutrir bien a los hijos

Visto en Hijos con Salud.

Algunos consejos para asegurar la mejor nutrición del bebé en el hogar:

  • La buena nutrición de un individuo debe iniciar desde antes de ser concebido. Esto significa que toda mujer que desee ser madre debe procurar alimentarse bien para que su organismo éste en óptimas condiciones en el momento en que quede embarazada.
  • Si usted está embarazada, mantenga una dieta balanceada, tanto en calidad como en cantidad, que incluya porciones de todos los grupos de alimentos: proteínas, carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales.
  • El consumo adecuado de proteínas es importante durante la gestación y el período de lactancia, pues favorece el crecimiento del bebé y la producción de la leche materna.
  • La ingesta de calcio (lácteos, espinacas, pan de trigo) favorece la formación de huesos en los niños y evita la desmineralización ósea de la madre.
  • El ácido fólico es fundamental en el embarazo, pues ayuda a prevenir ciertas malformaciones congénitas. También es de gran importancia durante el crecimiento para evitar la anemia.
  • Durante los primeros años de vida, el bebé necesita los nutrientes adecuados para desarrollarse. Sin suspender la leche materna, introduzca a partir de los seis meses de edad alimentos adicionales, empezando con frutas y vegetales, uno por uno para que el infante aprenda a disfrutar sabores y texturas.
  • En el primer año de vida, preste cuidado al apetito de su bebé. Los pequeños deben ser alimentados cuando tienen hambre y no deben ser obligados a terminar toda su comida.
  • La grasa, con moderación, es una excelente fuente de calorías para el crecimiento normal del bebé, por lo que su ingesta no debe ser restringida antes de los dos años.
  • Tampoco hay que abusar de los alimente ricos en fibra -frutas, verduras, granos-, pues estos son bajos en calorías y pueden aumentar la excreción fecal de los minerales que el pequeño necesita.
  • En los primeros años de vida los niños también necesitan consumir sal y azúcar, sin abusar.
  • También es importante vigilar que ingieran las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales, abundantes en las frutas.
  • Procure que sus hijos consuman a diario alimentos ricos en hierro- carnes, hojas oscuras, frijoles, lentejas, cereales enriquecidos-, combinados con otros ricos en vitamina C -cítricos-, pues ésta favorece su absorción.
  • Entre los 6 y 12 años el niño o niña debe hacer por lo menos cinco tiempos de comida: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena, procurando que la combinación de los menús incluya alimentos de todos los grupos.
  • Vigile que el infante consuma cotidianamente alimentos nutritivos o preferiblemente preparados en el hogar, como frutas, emparedados o batidos. Las golosinas y productos empacados deben evitarse o comerse solo en ciertas ocasiones.
  • Si enalgún momento de la vida se utilizan complementos nutricionales, prefiera aquellos que proporcionan todos los nutrientes que el cuerpo necesita de una forma balanceada y cuidarse de los que solo añaden sabor y “calorías vacías” a la alimentación.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *