Los trastornos del lenguaje en menores es una razón por la que puede ser necesario acudir a un logopeda. Consulta 21 es un referente en este campo.

Aprender a comunicarse es fundamental para el ser humano. El don del habla es uno de los factores que nos diferencian de los animales, junto con el autoconocimiento y la capacidad de razonar. De ahí que cuando surjan problemas, los padres se preocupen al ver que su hijo no consigue desarrollar su lenguaje.

Hay progenitores que no saben muy bien cómo atender este trastorno. La falta de conocimiento, así como de cuál puede ser la raíz que cause el problema y no comprender al menor no hace sino empeorar la situación. La labor de un logopeda es esencial. Consulta 21, centro de logopedia infantil en Málaga lo sabe muy bien.

Problemas que pueden hacer que un niño padezca un trastorno del lenguaje

No existe una sola razón por la que el niño puede estar sufriendo problemas para comunicarse bien. Además, no todos empiezan a desarrollarlo a la misma edad, por lo que es importante evitar precipitarse y pensar que hay un problema tan solo porque la articulación de palabras no es la misma que la de sus compañeros de escuela o los vecinos de su edad. Los expertos hablan de que hasta los 4 años puede haber inmadurez en el habla sin que se necesite intervenir. Si a partir de esa edad la situación persiste, sí sería conveniente consultar con un logopeda.

A veces, puede que el niño tenga algún tipo de lesión en el oído o el cerebro. Lo mejor es empezar por ahí para comprobar que no se trata de esta causa por la que no puede desarrollar completamente el lenguaje.

Últimamente se están detectando problemas de bullying como causa de este trastorno. A veces es justo el hecho de que no pueda hablar bien lo que lo provoca. Aunque no hace sino agravarse todavía más esta situación. Trabajar en la aceptación de todos es fundamental, aunque también es algo que se escapa al control de los padres.

Cómo trabaja un logopeda infantil

Los trabajos de logopedia con niños son más complejos que los de un adulto. Para eliminar los temores y complejos, el experto se apoya en el juego como canal para acercarse a este. Así, se genera un ambiente más propicio para trabajar, en el que el niño se encuentra más a gusto y está abierto a colaborar.

El experto se centrará primero en conocer cuál es lo que impide que se desarrolle el lenguaje. Poco a poco y a través de determinados ejercicios, se logra que los músculos implicados en el habla mejoren su capacidad, hasta llegar al punto que se está buscando.

Además de con los menores, es imprescindible la colaboración de la familia. Si los padres no comprenden que tienen que implicarse y tratar de entender lo frustrante que es para sus hijos esta situación, será más difícil conseguir que haya una mejora.

Logopedas en Consulta 21

En Consulta 21 cuentan con un equipo especializado en logopedia infantil. Los buenos resultados obtenidos han convertido a este gabinete en uno de los puntos de referencia de su campo, dando servicio a todo tipo de personas. Siempre en un entorno amable y tranquilo, los logopedas realizan un análisis previo para determinar el origen del trastorno. Y solo una vez que lo tienen claro, se ponen manos a la obra para conseguir que, en el menor tiempo posible pero sin apremiar demasiado, el problema que lleva a tener dificultades para comunicarse adecuadamente desaparezca. Siempre adaptándose a las necesidades de sus pacientes.