El cuidado del bebé durante su segundo trimestre de vida

Es en estos tiempos cuando el bebé va adquiriendo además de la fuerza, habilidad, y mucha. Ya tiene la capacidad de patalear, agarrarnos de las manos, hacer diversos ejercicios, levantar la cabeza y girar sobre sí mismo. Además, en el último mes comienza el destete.
Estas semanas resultan ya menos complicadas que las del primer trimestre, y se puede disfrutar de una mayor tranquilidad y apreciar cada cosa que vemos que va aprendiendo nuestro hijo, dándo muestras de las habilidades que va adquiriendo a medida que pasan los días y le vamos ayudando en su crecimiento. Encima, podemos disfrutar de la mayor capacidad de expresión que posee y veremos que nos “hablará” riéndose con muchor placer y que además ya es capaz de “contestar” pero a sumodo, utilizando gestos como llantos, risas, balbuceos y demás.
Cuarto mes: Durante este mes podemos ver que el bebé comenzará a distinguir excelentemente los distintos colores y que puede enfocar fácilmente a distintas distancias, aunque su preferencia se basa en las personas y objetos que se encuentran hasta un metro de distancia. Ya no mueve tran bruscamente sus ojos, y logra seguir con normalidad cómo se desplaza un objeto o persona.
Puede ya tambié, mover sus manos a antojo, además de poder tenerlas abiertas. Y si lo nombramos a menudo por su nombre, ya podrá responder al escuchar la voz que lo llame, pero siempre a su modo obviamente.
Quinto mes: Estas semanas son más bien de transición, ya que durante esta fase, el bebé tendrá un apego a sus cosas acostumbradas que hará que haga sorprendentes descubrimientos. Con sus extremidades extendidas adelante, ya se encuentra con la capacidad de arquear su espalda y levantar cabeza.
Durante finales de este mes, puede ser que coloque sus piernas debajo del abdomen, como intentando caminar a rastras, siendo cada día nuevo, una conquista nueva para él. Hay que tener en cuenta que se despierta antes que cualquiera en la familia, y es recomendable dejarle a la hora de dormir, su juguete preferido al lado, para que cuando se despierte, tenga el placer de jugar con él, mientras nosotros no estemos.
Sexto mes: Durante este mes es muy probable y casi seguro que comienze a arrastrase por el piso, pero si no lo hace, no hay porqué preocuparse, ya que todos los bebés tienen sus tiempos, pero la mayoría durante este mes ya comienza a desplazarse a rastras.
Además, durante este mes, el bebé comenzará a poder permanecer sentado si le colocamos un apoyo atrás, y algunos se balancean, demostrando que no pueden permanecer erguidos por ahora. Es importante también que durante este mes comprendamos sus sentimientos, ya que comenzará a manifestarlos con mejores expresiones y a la vez con una frencuencia mayor. Hay que estar cerca para poder agarrarle el ritmo al que se maneja y saber bien a qué se refiere con cada mueca, gesto o actitud.

No Responses

  1. Pingback: Bitacoras.com 09/03/2011

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *