Para los bebés es muy importante crecer sanos y felices, y por supuesto también lo es para sus padres.  Por lo tanto, es tarea de los adultos ayudarlos en las etapas más especiales de su vida.

¿Vienen con un manual?

Los bebés, no llegan con un manual de cómo tratarlos y los padres si no tienen experiencia, deberán aceptar recomendaciones de aquellos que si la tienen para comenzar a vivir su propia experiencia.  Sin embargo; no es necesario que los padres sean especialistas en tema de desarrollo infantil. Pues el amor, una vez más es lo más importante en este proceso.  Es lo que el bebé realmente necesita y reclama.

Cosas que serán de gran ayuda en la crianza de los bebés

  • Dale todo tu amor. Los bebés necesitan sentir afecto, para ellos es muy importante la atención y el apoyo que puedan recibir de sus padres y demás familiares.  El amor y el cariño que los bebés reciben en sus primeros años de vida, tendrán influencia directa y de un valor incalculable en su crecimiento físico, mental y emocional.  También tendrán su efecto en la parte física, pues serán unos bebés afectuosos.
  • Responder lo antes posible a su llanto. Esto creará un fuerte vínculo de confianza ya que se sentirá seguro.
  • Atiende sus principales necesidades. Hay que cuidar de su salud y energía pues son vitales en los procesos que se les viene.  Los adultos tienen la responsabilidad de llevar al bebé a su control pediátrico y colocarle las vacunas.  Su sueño también es de cuidado, por lo que hay que ayudarlo a que duerma el tiempo que necesite.  Amamantarlo también tiene un alto grado de beneficio, pues en esta leche se encuentran todas las sustancias nutritivas que necesita en sus primeros meses de vida.
  • Háblale. Estudios indican que hablarles los ayuda a desarrollar un coeficiente intelectual elevado y un nutrido vocabulario.  Míralo directamente a sus ojos y descríbele lo que le estás haciendo cuando le cambias el pañal, lo alimentas y lo bañas.  Se puede usar la voz de bebé para hablarle pero tomando en cuenta que a medida que él vaya desarrollando su propia voz, hay que hablarle de manera normal.
  • Hazle una buena lectura. Se recomienda hacerle lecturas entretenidas, que enriquezcan su vocabulario y estimulen la imaginación.  Esto es agradable hasta para los recién nacidos.  También hace bien a sus oídos, que se les cante.

Es vital atender sus principales necesidades

Hay que cuidar de su salud y energía pues son vitales en los procesos que se les vienen.  Los adultos tienen la responsabilidad de llevar al bebé a su control  pediátrico y colocarle las vacunas.   Su sueño también es de cuidado, por lo que hay que ayudarlo a que duerma el tiempo que necesite.  Amamantarlo también tiene un alto grado de beneficio, pues en esta leche se encuentran todas las sustancias nutritivas que necesita en sus primeros meses de vida.