Claves para comprar la butaca infantil del auto

Tanto para ir de vacaciones o durante las actividades cotidianas, llevar a tu hijo en el auto exige butaca especial con máximo confort y seguridad. Ir en el viaje con tu hijo en brazos en el auto parece sano. Sin embargo, en un accidente o ante una frenada brusca el peso del bebé o niño se transforma en una masa imposible de contener.

La butaca infantil para auto es la única alternativa fiable para el viaje seguro. Es por ello que los niños menores de 10 años deben viajar en el asiento trasero y con el cinturón de seguridad sobre la silla infantil para auto. El sistema de retención infantil (SRI) es elemental para tu próximo viaje y un accesorio indismpensable para el transporte de menores motivo por el cuál debes contar con este accesorio y verificarlo en tu renta de autos en cancun.

Claves para elegir la butaca infantil

El peso del niño establece un parámetro de clasificación para elegir la silla correcta. El sistema de anclaje del vehículo es la otra variante a tener en cuenta, dejando de lado el aspecto estético al último lugar. La silla tipo “huevito” se usa hasta los 15 meses cuándo da paso a la butaca que se mantiene hasta los cuatro años o 18 kilos.

A partir de los 4 años y hasta los 6, el elevador con respaldo es la alternativa ideal siempre y cuando no se superen los 25 kilos cuando ya será el turno del booster. Finalmente, la silla especial para el auto se usa hasta una altura de 1.50 metros y los 36 kilogramos, siendo un accesorio fundamental para tu bebé.

Comprar productos homologados

Cada butaca lleva una etiqueta de certificación  que asegura la fiabilidad del producto. Por lo general, el rótulo se encuentra en la parte trasera o en la base de la butaca y sirve como identidad con las características.
Los bebés y niños pequeños de hasta 10 kilogramos deben viajar en el sentido contrario a la marcha; esto significa que el “huevito” se coloca mirando hacia atrás. Esto se debe a que antes del año la musculatura del cuello se encuentra poco desarrollada y la cabeza del bebé concentra casi el 33% de la totalidad del peso. Si ocurriera un impacto frontal y el dispositivo se encontrara en el sentido de la marcha, el niño podría sufrir importantes lesiones e incluso morir. En cambio, si la butaca se encuentra en sentido contrario a la marcha, las tensiones que pudieran producirse en el cuello y columna vertebral son notablemente inferiores.

¿Cuándo cambiar la silla?

-Cuando la cabeza del niño sobresale de la silla

-Cuando el niño supera el peso indicado por la silla.

 

Bebé en la playa

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *