El embarazo no deseado afecta anualmente en el mundo a más de 13 millones de mujeres menores de 20 años. En España, sólo en 2005, más de 25.000 jóvenes menores de 20 años se quedaron embarazadas, casi un 30 por ciento más que en 1997, fecha en la que esta cifra empezó a aumentar de forma paulatina en nuestro país.

Bajo este escenario se ha celebrado el primer Día Mundial de la Anticoncepción, bajo el lema, “Protege tu estilo de vida”. Para ello, se han unido diversas organizaciones como la agencia global de salud sexual y reproductiva Marie Stopes Internacional (MSI), la European Society of Contraception (ESC) el Centro Latinoamericano para la Salud de la Mujer (CELSAM), la International Federation of Pediatric and Adolescent Gynecology (FIGIJ), y la Asia Pacific Council on Contraception (APCOC), con el apoyo de Bayer Schering Pharma AG. A nivel español se ha contado con el respaldo de las principales Sociedades Científicas competentes en el área de la salud reproductiva como

la Sociedad Española de Contracepción (SEC) y el grupo de trabajo en esta área de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) o la Asociación de Educadores para la Salud (ADEPS).

“Resulta llamativo comprobar como a pesar de haberse dado un significativo incremento en cuanto a los niveles de información, acceso y mejora de los métodos anticonceptivos, los jóvenes siguen adoptando conductas de riesgo y enfrentándose a situaciones que pueden llevar a un embarazo no deseado”, tal como ha explicado el presidente de la SEC, el doctor Ezequiel Pérez Campos.

Los jóvenes españoles comparten con el resto de Europa y gran parte del mundo, circunstancias como un inicio cada vez más temprano a las relaciones sexuales (16 años en España según la 2ª Encuesta Daphne de sexualidad y Anticoncepción). En nuestro caso, además, los jóvenes de entre 15 y 24 dicen conocer y utilizar los métodos anticonceptivos (mayoritariamente el preservativo), pero a la hora de la verdad un 40 por ciento de éstos reconoce también que no lo hace en todas sus relaciones sexuales.

Según el estudio 2007 de Sexo con Seso, los jóvenes siguen pensando que ‘por una vez no pasa nada’, y reconocen que la despreocupación y euforia del momento les lleva a no utilizar siempre protección anticonceptiva.

El doctor Javier Martínez Salmeán ha señalado al respecto que, “este hecho demuestra la necesidad prevenir y asegurar la protección anticonceptiva. En estos casos opciones como el doble método pueden contribuir a reducir las situaciones de riesgo, ya que el chico utiliza el preservativo para evitar las enfermedades de transmisión sexual, y la chica adelanta su protección anticonceptiva con un método como la píldora, y queda protegida de un embarazo no deseado, no dejando nada en manos del azar”.

Otro hecho común en toda Europa se da en el acceso a los recursos sanitarios. Un 80 por ciento de las europeas reconoce no haber acudido al ginecólogo antes de su primera relación sexual, y algo parecido ocurre en España, donde sólo el 6 por ciento de los jóvenes de entre 15 y 24 años han recibido información profesional sobre anticoncepción antes de esta primera relación (Estudio Sexo con Seso 2007).

Por otra parte, y en base a datos para 2005, se aprecia que los embarazos entre menores de 18 años crecieron un 8 por ciento respecto al año anterior y la cifra de abortos un 10 por ciento. Igualmente, la proporción de embarazos que finalizan en aborto entre estas jóvenes menores de edad no ha dejado de crecer, situándose en 2005 en el 57 por ciento. Este incremento progresivo del aborto manifiesta la necesidad de seguir incidiendo en la sensibilización y mejora educativa en este sentido. “El 67 por ciento del conjunto de las adolescentes (menores de 20 años) que abortaron en España no había acudido a un centro de Planificación Familiar para informarse de anticoncepción, y esto sin duda se refleja en los resultados de estas cifras.

Finalmente, un dato especialmente preocupante, según se ha puesto de manifiesto, es que entre esas adolescentes que interrumpieron el embarazo en 2005, para el 11 por ciento de ellas dicho aborto era el segundo de su vida, a pesar de su corta trayectoria reproductiva”.

Fuente: azprensa.com